Agenda Mexiquense

LERDO 300 | UN DEBATE QUE NO FUE MÁS QUE EXPOSICIÓN DE PROPUESTAS

+TANTA CONDICIÓN IMPUESTA, GENERÓ UN EJERCICIO SOSO, INSTRASCENDENTE

+OCURRENCIAS, FALSEDADES Y MENTIRAS DE MORENA, DICE DEL MORAL

+VAMOS A GOBERNAR CON EL PUEBLO, AGREGA DELFINA

+DELFINA NO SE COMPROMETE A RESPETAR RESULTADOS

Cualquiera podría calificar de fraude y de engaño vil el ejercicio que escenificaron Alejandra del Moral y Delfina Gómez, la noche del jueves en las instalaciones del Instituto Electoral del Estado de México, debido a que no fue debate ni siquiera se acerco a una confrontación de ideas, simplemente fue una exposición de propuestas de las dos candidatas a la gubernatura de la entidad.

Tanta condición impuesta, generó un ejercicio soso, intrascendente, aburrido, eso sí, hubo tres atisbos de señalamientos, de puntualizaciones sobre resultados electorales, sobre resultados de encuestas y escuelas de tiempo completo, pero nada de debate, de tal manera que cada uno de los puntos expuestos por las abanderadas, quedaron sin ser cuestionados, observados y paradójicamente sin ser debatidos por la contraparte.

En la larga lista de “lo que harán cuando gobiernen” sobresale el buen manejo, contundencia y claridad de la abanderada de la coalición Va por el Estado de México que conforman PRI, PAN, PRD y NA, Alejandra del Moral Vela, quien con frases determinantes puso en tela de juicio varias afirmaciones hechas por su contrincante.

En tanto Delfina Gómez Álvarez, de la alianza Juntos Haremos Historia conformada por Morena, PT y PVEM,  enarbolando la bandera de la pobreza franciscana cuatroteísta, señaló que el Estado de México debe ser gobernado, escuchando al pueblo, algo que se antoja tan subjetivo como que la luna es de queso.

Del Moral mostró la experiencia  en el tema de desarrollo económico, pues mientras Delfina confundía el ramo de las artesanías y hasta presumió la camisa que portaba, elaborada por artesanas del municipio de Donato Guerra, a quienes consideró como si fueran grandes empresas, Alejandra destacó que la importancia del sector y hasta se comprometió a no generar nuevos impuestos.

Delfina finalmente hizó lo suyo, se llevó el “debate” de pechito, con propuestas pobres e incluso sacó la vuelta y no quiso responder si abrirá escuelas tiempo completo, estancias infantiles y seguro popular que Morena quitó.

En este segundo ejercicio, Alejandra logró posicionarse al describir las estrategias que realizará para combatir la inseguridad, mejorar las policías municipales y la estatal, abatir el feminicidio y abogó por la intervención activa de la ciudadanía para hacer comunidad, en tanto, Delfina repitió hasta el cansancio que se apoyará en el “pueblo” que escuchará al “pueblo” y que gobernará con el “pueblo”, sería bueno que especificará a que se refiere con el pueblo.

Dentro de su mensaje final, ambas abanderadas mostraron contundencia. Por parte de Delfina estableció que llegó el momento del cambio y de dar una lección de dignidad y recordó a Alejandra que ya le ganó una vez y le faltan pocos días para que ella llegué a Lerdo 300.

En contraparte, Alejandra cerró llamando a los y las mexiquenses a votar con conocimiento, “piensa en tu familia” cuando tengas la boleta y aseguró que la opción que representa es preparada, capacitada y no echa mano de la improvisación y la desinformación. Aseguró que hay un empate.

SIMPLEZAS

Delfina Gómez Álvarez no respondió la pregunta que le lanzó Alejandra del Moral de comprometerse a respetar el resultado de la elección del 4 de junio.

………………….

Ginarely Valencia, moderadora del segundo debate, cumplió con los requisitos estipulados, solo estuvo al frente del micrófono, sin hacer ruido, sin cuestionar y solo obedeció el guión establecido y por supuesto no despertó ninguna reacción virulenta de los seguidores de Morena, como tampoco de los hombres de la maestra Delfina quienes al termino del primer debate, acusaron a la moderadora de racista, clasista y más.

Leave A Comment