Agenda Mexiquense

El Pódcast: Una novedosa forma de comunicar 

La pandemia trajo consigo muchos cambios en la vida cotidiana de las personas, uno de los más importantes fue en la forma de comunicarse. La distancia obligó al aislamiento y con ello a la búsqueda de alternativas para estar “conectados”. 

Entre toda esa vorágine de modificaciones en la manera de hacer las cosas surgió la necesidad de escuchar al otro y fue ahí donde el Pódcast tomó fuerza como un espacio idóneo para la conversación, el conocimiento, la difusión de información y la libre expresión de las ideas. 

Esta manera de acercarse a las audiencias surgió a finales del siglo XX, pero tuvo su auge en la segunda década del siglo XXI debido a que la forma de producirlos es muy sencilla. Bastan uno o dos micrófonos, incluso, teléfonos celulares, un programa gratuito de edición de audio, creatividad y un espacio para subirlo a Internet y, si es gratuito, mejor. 

El término Pódcast tomó su nombre de los reproductores Ipod, en los que era posible almacenar información para reproducirla después. En el presente, es posible acceder a estos audios desde cualquier dispositivo conectado a Internet, lo que les hace accesibles para gran parte de la población. 

Tiempo atrás la radio portatil liberó las ataduras del cable e hizo posible informar y entretener a las audiencias desde cualquier lugar, hoy el Podcast hace lo propio, haciendo que las y los seguidores elijan cuándo acceder a este contenido de valor, plural, creativo, dinámico y flexible.

Sin restricciones de tiempo o guion, el Pódcast se convirtió en el formato preferido de los jóvenes, pues no tiene la rigidez de un programa de noticias o la rapidez de un programa de corte comercial y, principalmente, al no estar sujeto a un horario fijo, las y los escuchas no se pierden ningún episodio, pues está disponible para descarga o para escucharlo a la carta. Bajo libre demanda. 

De acuerdo con las estadísticas disponibles sobre Pódcast, en 2021 al menos 383.7 millones de personas escucharon un contenido de estas características; ese mismo año, el principal productor mundial de contenido bajo este formato, registró 281 millones de transmisiones y descargas. 

La versatilidad de los archivos permite que se realicen entrevistas de profundidad, cápsulas, reportajes, crónicas, espacios informativos y todo lo que la creatividad permita, porque además es muy sencillo producir, posproducir y difundir en redes sociales o páginas especializadas. 

En este sentido, las instituciones públicas tienen un espacio de oportunidad para aprovechar este tipo de productos e informar desde una perspectiva distinta, sin demasiada formalidad y con la posibilidad de acercarse a públicos más jóvenes y que estos se interesen en temas que contribuyan a que vivamos en una sociedad más igualitaria y participativa. 

Esta forma novedosa de comunicar es tan popular en la actualidad que permite captar nuevos seguidores en redes sociales y que las organizaciones públicas tengan una mayor cantidad de escenarios para promover y difundir sus campañas a fin de dar a conocer sus actividades institucionales.

Leave A Comment